viernes, 27 de abril de 2012

Zoé, "Dead"


Sin duda Zoé, es un fenómeno que marco la pauta en la manera en que las bandas independientes mexicanas manejaran su carrera de un tiempo a la fecha.

Constantemente imitados pero jamás igualados, su sonido, el cuál yo definiria como una sofisticada mezcla de garage rock y psicodelia, aunado a lo críptico y metáforico de sus letras (las cuáles muchas veces hacen referencia al universo debido a la afición del vocalista León Larregui por la astronomía) ha sido desde hace más de una decáda, un revulsivo en la tediosa escena nacional, la cuál se habia vuelto a quedar en el limbo al apagarse ese fenónemo de "avanzada regia" (Jumbo, Zurdok, etc) de finales de los 90´s. 

Después de un segundo albúm (Rockanlover, 2003) en el cuál comenzará la relación con de uno de sus más cercanos colaboradores hasta la fecha, el productor inglés Phil Vinall, el grupo se adentra en el proceso de composición para su tercer disco, sin embargo antes de lo esperado, deciden lanzar una colección de tres temas inéditos y remixes. 

El 1 de noviembre del 2005, el EP The Room sale a la venta  y contando con un solo sencillo oficial se convertiría en el primer disco de oro por altas ventas para el grupo. 

"Dead" es agonía, dolor y desolación por haber herido al ser amado, el pecado y la culpa. Sin duda una de las composiciones más abrazadoras del grupo con un coro que resulta simplemente, infalible. En la instrumentación hay un grado de alto grado de refinación, el cuál es el resultado del exquisito gusto musical de los musicos y la mano de su mentor británico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Apreciamos todo tipo de comentarios. Lo único que pedimos es respeto.