lunes, 18 de junio de 2012

"El kraut y sus vertientes: Amon Düül II"


Seguramente para muchos les pueda resultar ajeno o algo enajenado el termino krautrock, siendo este un muy influyente género musical del cual se habrían inspirado y consecuentemente se habrían elaborado estupendos trabajo en base a su influencia: desde los inhóspitos pasajes progresivos de los setenta hasta los conceptos art-rock y experimentaciones electrónicas de Brian Eno y el Bowie berlines y el futuro genero electrónico, pasando por el rock gótico de texturas atmosféricas de Bauhaus que apunta a los inicios del krautrock, el auge del genero industrial de la mano de Throbbing Gristle, la densidad atmosférica y oscura de Sonic Youth en los trabajos de la segunda mitad de los 80, el post-punk de orientación electrónica de Depeche Mode, de alguna manera influenciaría al post-rock, la tendencia depresiva de unos Radiohead tanto en los noventa y más marcadamente en sus remedos electrónicos nada revolucionarios que se vinieron a partir del "Kid A", hasta el indie stonerosiano de Kasabian, todas estas bandas tendrían un punto en común de referencia si nos remontamos a los {últimos años de los 60, más precisamente al año 69, en una Alemania occidental con repercusión de la posguerra, alejada del comunismo de la Alemania de este, capitalista, con ansia de renovación y de incorporarse al resto del mundo consumista, influenciados en el rock americano, si bien el detonante a grandes magnitudes del krautrock fue Can, definitivamente Amon Düül II merecen una mención honrosa por engendrar el concepto de bizarro, extraño, sombrío, tétrico y, sobre todo, ecléctico.



¿Qué los diferencia de las otras bandas vanguardistas en terrenos del rock como los Velvets con Reed y Cale, Pink Floyd con Barret, o las ácidas exploraciones psicodélicas de la costa oeste? Probablemente la respuesta sólo se podrá entender una vez escuchado cualquiera de los tres primeros trabajos de esta extraña banda, o más bien comuna, de la cual si bien no destaca particularmente algún virtuoso en especial a lo largo de sus variantes conformaciones, supieron con acierto y personalidad plasmar su particular propuesta de texturas densas, pesadas, cargadas de alaridos, ruidos, hipnóticos solos y pasajes atmosféricos robustos de pastosidades malícienlas y demoniacas que parecen querer llevar el concepto de sensorial más allá de una explicita experiencia musical, sino que pretende crear una atmósfera sonora de terrenos lúgubres, extensos e interminables, en donde uno es arrojado sin remordimiento algunos y se ve envuelto en un sinnúmero de historias retorcidas y paisajes inconcebibles, se alejan del formulismo al evitar la estructura de la canción convencional, se alejan de sus contemporáneos al virar una propuesta menos art-rock y más sci-fi, buscan la oscuridad y el horror pero alejados de la oferta de sus contemporáneos zabbathianos, simplemente no busca hacer música....busca de manera directa crear texturas, conceptos, ya no se habla de una aventura ácida lisérgica a lo "The World Is On Fire Tonight" de los Strawberry Alarm Clock, ni de la tendencia progresiva del heavy-prog de "In-A-Gadda-Da-Vida" de Iron Butterfly, o la exploración art-rock de "Interestellar Overline" de unos alucinados Pink Floyd, ni tampoco claro de experimentación fallidas sin destino alguno a lo “Revolution 9” de Lennon-Ono...señores estamos hablando de un sonido tan bizarro e incomprensible que las palabras resultan simplemente exiguas.

El origen de la banda en si se remota a una formación revolucionaría, socio-política, juvenil, inconformista ante una realidad coyuntural carente de ilusiones y deprimida por los síntomas de la posguerra, se conformo en Munich una especie de agrupación que comenzó a sobrevivir como una suerte de comuna que fue ganando adeptos conforme expandían su ideología de nuevas exploraciones sensoriales, en las que aunaban en sus extensos jammings fogosas atmosferas instrumentales con percusiones tribales y apocalípticos arreglos corales y vocales, surgiendo como suerte de respuesta alemana a la explosión psicodelia anglosajona y a la búsqueda de un sonido propio que identifique al estilo musical de una Alemania que tenía algo que decir; un grupo de bohemios intelectuales con suficiente capacidad creativa para poder generar texturas musicales en sesiones interminables de jamming que irían forjando y entremañando el sonido de una reformada Alemania, esta comuna se nombro Amon Düül.

Pero sería tras la separación de Chris Karrer, uno de los principales miembros formadores de la comuna, quien daría vida a otra nueva agrupación rica en diversidad de recursos instrumentales a la que simplemente denomino Amon Düül II, que tomaría mayor dirección y enfoque en la evolución de su sonido en comparación de su predecesora, mientras registramos su discografía, llevando su sonido a terrenos oscuros, y saturados de estridencia y turbación sonora, nebulosas de enfoque sci-fi, penetrantes e incisivas pasajes que viran inesperadamente entre lo depresivo y lo ocultista, entre los mórbido y lo tétrico, llegando a burlar a tus sentidos y a llegar a poseer tu mente en un trance cuasi-posesivo en el cual basta con cerrar los ojos e imaginarse los más tenebrosos y desolados paisajes oníricos...o deberíamos decir de pesadillas recónditas.

Talvez lo más extraño es que aparentemente todo y todos parecen comulgar en una serie de orgía musical de manera armónica y cordial, si bien en primeras escuchas para el odio menos acostumbrado a este género suena algo extraño, al final esta alucinante experiencia termina fascinando por su capacidad de despertar emociones y penetrar el subconsciente de tal manera que termina uno involucrándose en estas tormentosas aventuras, nadie necesariamente opaca a nadie o se siente la dirección de alguien en particular (algo que si se aprecia en otras bandas dígase Pink Floyd), acá la concepción musical surge de manera orgánica de tal forma que realmente termina asombrando la dirección que termina tomando pieza tras pieza, siendo este uno de los más destacables aceritos de la banda.

De entre lo más recomendable de su discografía, de la cual resulta algo difícil analizar por la constante variación de sus miembros, hay que destacar definitivamente sus tres primeros trabajos: "Phallus Dei" es una inmensurable obra maestra del krautrock, recomendable para cualquiera que desee comenzar a conocer el trabajo de esta banda pues registra los mejores momentos de la formación nutrida por la rica diversidad de recursos instrumentales de sus miembros que nos otorgan y conjuran intensos y alucinantes pasajes, solos amenazantes, a perturbación y la posesión mental llegan a un punto de trance alucinógeno trascendental, sus arreglos crudos y primitivos, rústicos que se reviste con la sofisticación del estilo germano, es un delirante disco que nos permite constatar el basamento ecléctico y nihilista del krautrock en su rareza y en su personalidad caprichosa totalmente alejados de lo predecible y lo considerado 'normal' en esos tiempos.

Sigue "Yeti" un disco de opiniones divididas, nadie discute el estupendo contenido, pero si hay diferencia de opiniones sobre la contundencia del disco, más pretencioso, más organizado que su predecesor, pero a la vez más bizarro y al contrastar el folk de recursos musicales germanos con la estridencia característica de su sonido.

Escalofriante portada de: "Yeti".

"Tanz Der Lemminge", para muchos su obra cumbre al pulir con grandilocuencia su sonido krautrock enfocándolo en una orientación progresiva que resultaría fascinante y acertada para la fecha de salida del disco, destacando la asombrosa construcción "The Marilyn Monroe-Memorial-Church", uno de sus mejores cortes lleno de la oscuridad y rareza de la banda emblemática.



De ahí la formación daría un considerable giro básicamente por la variación de su conformación, alejándose de su basamento musical atmosférico-instrumental, y nutriéndose de los arreglos electrónicos característicos del krautrock de las bandas setenteras, además de adentrarse en un estilo musical menos ecléctico y más comercial, sus construcción si bien no carecen de encanto, no lograrían sorprender de la misma manera que sus tres primeros trabajos, hasta llegar a "Vive La Trance", disco de mayor construcción convencional pop que determinaría el fin de la experimentación y se adentrarían más en terrenos predecibles y convencionales.


Pero talvez la pregunta más recurrente sea ¿cómo fue que el krautrock de comenzar siendo un genero más marcadamente atmosférico e instrumental paso a consolidarse y cimentarse en la electrónica? o ¿cómo fue que de las densas texturas que confabulaban sus primeros hacedores terminó o derivó en un característico estilo motorik? probablemente ahí ya tendríamos que apuntar a otra bandas como Neu!, Tangerine Dream o Kratwreck, y es básicamente ese el motivo por el cual el termino krautrock termina siendo un género bastante ambiguo, el cual resulta difícil encasillar, simplemente basta con reconocerlos cuando uno lo escucha, y es que estos alemanes lograron un sonido y una personalidad única, de eso no hay dudas.


Texto: Stone.emo 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Apreciamos todo tipo de comentarios. Lo único que pedimos es respeto.