martes, 26 de junio de 2012

Jack White: "Blunderbuss"




Año: 2012
País: Estados Unidos
Género: Rock
Puntuación: ▲▲▲▲

Canción favorita: "The Eternal"

Uno de los artífices más destacables de la escena rock del nuevo milenio es el genio de Jack White, su bagage musical que va desde el rock sesentero, el blues, el garage y el rock alternativo dotan a su propuesta del cimiento necesario para la construcción de estupendas piezas y trabajos discográficos que destacan por su originalidad y su nervuda intensidad rock.

Ahora en solitario lanza este trabajo discográfico, genial aporte del blues-rock característico del multi-instrumentista y cantautor americano, aunque esa vez refinando su oferta al conseguir un muy sofisticado sonido de aromas sureños country-blues; comienza con “Missing Pieces”, corte de peculiar intro que parece introducirnos a una aventura progresiva setentera, hasta detonar en una sofisticada pieza blues-rock con genial acompañamiento de órgano; y sigue la explosiva “Sixteen Satines”, agitada pieza de arena rock y robusto riff.

Una de las claras influencias de White es Led Zeppelin, lo cual queda demostrado en su sonido como en “Freedon At 21”, otra disfrutable pieza con estupendo solo de guitarra deformándose y decontruyendose (como en el “Vicious” de Lou Reed); la genial balada blues “Love Interruption” de acentuada energía y melodía vocal que contrasta con su limpio fondo sonoro; y las sureñas baladas country “Blunderbuss” dotada de melancolía y sensibilidad, y “Hypocritical Kiss” con un embriagante acompañamiento de piano.






Otro interesante corte es “Weep Themselves To Sleep”, que brilla por el acertado acompañamiento de piano que parece manejar la intensidad y emoción del corte de pomposa intro; sigue la estupenda versión del "I'm shakin'" de Rudy Toombs, divertida y enérgica con coros góspel y atractivo riff y postura blues-rock.

En “Trash Tongue Talker” consigue exhibir su talento en el empleo de recursos del rock clásico y de sus raíces para la construcción de pieza sofisticadas de trasfondo retro y resonancia actual a la vez; recurriendo así a recursos propios del rock más rústico y básico con proyección y perspectiva, sin caer en simples copias o reminiscencias.; y en “Hip (Eponymous) Poor Boy” resulta una delicia sonora de aromas campiranos y cabaret con coloridas notas de piano en acompañamiento y una contagiante melodía vocal.




Cierra este trabajo el blues de la simple y directa “I Guess I Should Go To Sleep” (cuyas notas de piano por momentos trae a la mente por momentos al piano de la parte final del “Loving Cup” de los Stones, el disco de hecho trae a la mente al “Exile…” en sí); “On And On And On” con atmósfera letárgica y violines de acentuada intensidad y candor sureño; y “Take Me With You When You Go”, otra brillante pieza que pone en manifiesto la calada ejecución y la capacidad creativa del artista para conjurar complejas piezas de heterogeneidad en recursos viendo como de un tranquilo corte country se va deformando en un agitado blues-rock de vértigo ledzeppiano.

Un gran logro del talentoso músico y productor del disco


Sigue a Stone.emo en su sitio oficial: stonemo.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Apreciamos todo tipo de comentarios. Lo único que pedimos es respeto.