viernes, 18 de noviembre de 2011

Guns N' Roses en México, una experiencia

Foto de Ariel Ojeda (http://fotos.eluniversal.com.mx/coleccion/muestra_fotogaleria.html?idgal=11490)

Justo después de algunas semanas de haber presenciado el concierto de Guns N' Roses en la Ciudad de México en el Palacio de los Deportes, y después de una buena platica musical al pie del World Trade Center en compañía de un buen amigo y gracias a su entusiasmo y motivación, nace está nota, la cual no pretende más que narrar la experiencia vivida y vaya que fue buena.

18 de Octubre y empieza el trayecto de dos diferentes lugares en dirección al D.F para por fin después de unos meses de espera presenciar el concierto de una banda que se teme esta en sus finales.

Entre la primera y la segunda hora empezó la “ola”, al principio desorganizada pero al tercer intento la herradura de asientos alrededor del Palacio se levantaba y gritaba de tal manera que apaciguaba el retraso.

Poco tiempo después empezamos a compartir gritos, cigarros, experiencias con las personas de a nuestros alrededores, y de repente "¡pizzaaaas, pizzaaas, llévele”, “una pizzaaa por favor”.

De pronto el staff de seguridad que se localizaba a lado del escenario comenzó a sacar con desesperación a chavos y chavas de la pista que pedían a gritos ser retirados, uno tras otro iban saliendo, algunos inconscientes, otros al borde del vómito, lo que hacía notar la fatiga de los fans de la pista y el enardecimiento que la expectativa ya había provocado.

Tres horas y jurábamos que no saldrían. Valeria estaba pensando que el fiasco de Rock in Rio se repetiría e incluso estaba a punto de proponer una fuga, pero tal vez la intriga era mayor y la espera continuó. Por otro lado Jessie dormitaba, aunque podemos decir que estaba a punto del ronquido si no es porque empezó el grito de la muchedumbre que nos obligó a pararnos a ver qué sucedía. Era un individuo haciendo piruetas, moviéndose de un lado a otro jalando personas y bailando con ellas, quién de repente terminó solo en boxers rojos, lo acompañó otra persona y juntos amenizaron el momento hasta que seguridad decidió que era suficiente y los sacó por la fuerza, ¡patético!....A seguir esperando.

12:25 la marea de gente empieza a moverse, se apagan las luces, comienzan los gritos ensordecedores de saber que ya estábamos a segundos de escucharlos, de pronto se prenden las pantallas y se escuchan los primeros riffs que los fans ya han reconocido como el inicio de "Chinese Democracy", sin embargo el disgusto por el tiempo de expectación hace que pocos disfruten de esta canción e impide el buen recibimiento de la banda, y cuando Axl se acerca a saludar a la gente del Palacio de los Deportes lo único que lo recibe es una cerveza derramada en su cara y un singular abucheo, pero omitiéndolo continúa y se siente la bienvenida cuando empieza “Welcome to the Jungle” e incita a que todos se unan cantando a todo pulmón.

Con una introducción de piano nos presenta otra de sus canciones épicas, "Street of Dreams" la cual permite que la multitud entre en calma y después de dos canciones más comienza una de las más esperadas por la audiencia y más escuchadas a lo largo del mundo, "Sweet Child O’Mine" irrumpe con sus acordes ya bien conocidos, sin embargo a pesar de la excelente interpretación y el impecable performance de los músicos, no logró capturarnos como lo hizo en años anteriores.

Indudablemente escuchamos "November Rain" y "Knockin' On Heaven's Door" pero consideramos relevante narrar lo que nos provocó "Don’t Cry". Valeria comenta que fue un momento muy relajado ya que se comenzó a escuchar el soundtrack de la Pantera Rosa, la gente se calmó y sin que nadie se percatara empezaron las notas coro de "Don’t Cry" y el guitarrista da un paso hacia el frente como si la presentara. Las notas empiezan a repetirse siendo nuestras voces en tono tenue sin variaciones el fondo de ese momento. Cuando todos estaban inspirados sale Axl inesperadamente provocando un nudo en la garganta que colapsó cuando se acercó al público y dijo “I still love you baby”. Ciertamente es una canción conocida que antes no había causado tal impresión, a pesar de que la letra es sentimental, es en realidad este momento en conjunto con el guitarrista que la hace la canción del evento, y verdaderamente no lo hubiéramos esperado así.

Pensaríamos que "Nightrain" cierra el evento, se apagan las luces y las pantallas, pero todos piden otra canción, sólo después de que ya creímos que todo había terminando, la locura vuelve a comenzar cuando inesperadamente sale Axl cantando "Madagascar" creando una atmósfera que nos hace creer que apenas es el inicio del concierto. Después de esta canción escuchamos un instrumental jam que de nuevo nos hace pensar que el final ha llegado, se apaga todo y el público aún insatisfecho grita y chifla, unos instantes después los acordes de "Paradise City" se escuchan, el escenario se llena de una mezcla de luces color turquesa y moradas que son acompañadas de las palmas de todo el público.

Fue tal vez la intriga, la espera, la emoción, los silencios, las luces, los excelentes guitarristas y todo en conjunto lo que permitió que la noche valiera la pena y contradijera todos aquellos comentarios negativos sobre la tardanza, la edad de Axl y el hecho de que Slash ya no esté en la banda, pero en definitiva las expectativas fueron superadas, Guns N' Roses nos hace vibrar igual que antes.

Valeria Valencia

Jessie Ruiz
//Un agradecimiento muy especial a Valeria y Jessie, 2 melómanas cuya pasión es la música. ¡Esperamos más colaboraciones de su parte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Apreciamos todo tipo de comentarios. Lo único que pedimos es respeto.