lunes, 25 de julio de 2011

Triste fin de semana.


Este fin de semana, el entorno se ha pintado particularmente gris, el mundo se puso más violento que de constumbre.

Siempre es triste enterarse de la muerte de un ser humando, a pesar de ser parte del ciclo natural, hay situaciones que resultan simplemente inaceptables o incomprensibles.

Es de ponerse a pensar, que tan familiarizados o acostumbrados estamos a escuchar de asesinatos, muertes y destrucción que a veces ya ni nos escandalizamos. Parece que hechos como los mencionados, se han vuelto parte de la vida diaria, fenomenos que por el echo de vivir en este planeta terminamos tomando como parte de la cotidaneidad.

El viernes pasado la paz y la armonía en que una de las sociedades mas civilizadas sobre la tierra parecia vivir, se vio violentada por uno o varios sujetos (eso aún no esta del todo claro), quienes de la manera mas cobarde y sanguinaria, cesgaron la vida decenas de personas. Las razones aún no estan claras, de el único detenido se sabe poco, algunos datos, de cualquier manera, creo que no existe ningún fundamento válido o creencia para pretender justificar algo tan atroz.

Después de esto, ayer me preguntaba yo, quedará algún sitio seguro en este planeta?, nuestra zona de seguridad se verá reducida en algún momento al interior de nuestro hogar?.

Parece que asi lo decidio Amy Winehouse, quién en fue encontrada sin vida la maniana del sabado en su departamento en Londres, ahi, en su zona de seguridad, su hogar, lugar donde escapo del mundo. Y digo escapo, porque si la razón de su fallecimiento aún no es clara, las sospechas son mas que obvias.

El triste final de la vida de esta cantante es algo que ya se vislumbraba desde hace mucho tiempo atrás, sus excesos, adicciones y depresiones hacian de ella una bomba de tiempo, la cuál por fin exploto. Como lo decia al comenzar esta nota, siempre es triste enterarse de la muerte de un ser humano, antes de ser una talentosa cantante, Amy era una joven, con una vida por delante, desgraciadamente, ella misma no pudo detener la avalancha que ella misma provocó.

Musicalmente hablando, mucho se discute, que si tenia los tamanos para ser una leyenda, que si aporto mucho o poco a la música, que si merece entrar al "club de los 27", en fin, parece ser las discusiones van para largo y como suele suceder, solo el tiempo dará la respuesta.

Yo siempre he gustado de su trabajo y aunque confieso jamás fui un seguidor de ella, no me es desconocido su impacto mediático en esta última década, tanto arriba como fuera de los escenarios, parece ser que Winehouse junto con Pete Doherty se infringieron como dogma, retomar esa vida de escandalos y excesos con las que se relaciona a un rockstar, y recordarnos, el rock no es un género, es un estilo de vida, el cuál tristemente, muchas veces cobra una factura muy alta.

Como cantante Amy revoluciono la escena, su timbre de voz, su manera de interpretar y sentir la música ha sido y sera inspiración para las nuevas generaciones de cantantes. Es innegable, la manera en que logro fusionar y acercar a las nuevas generaciones, géneros como el soul, r&b y el jazz.

En memoria de todas las victimas que la violencia y estupidez humana cobro este fin de semana, descansen en paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Apreciamos todo tipo de comentarios. Lo único que pedimos es respeto.