miércoles, 4 de mayo de 2011

"Once" (2007).


Ya sabemos que este blog no trata de cine, eso se lo dejamos a los expertos, pero no podía dejar pasar la ocasión de hablar de este músical que es una joya.

La pelicula surge de la iniciativa de John Carney (bajista de la banda The Frames) por realizar uno de sus mas grandes anhelos; incursionar en el cine, así que escribe y embarca en la tarea de buscar los medios para realizar dicho trabajo.

De entrada conseguir el dinero no fue fácil, pero entre ayuda, apoyos e incluso poniendo dinero de su propia bolsa logro juntar el capital para inciar los trabajos de filmación, la cuál, se llevo e cabo en la ciudad de Dublin, Irlanda, tratando siempre de ahorrar recursos buscando los escenarios mas luminosos, usando locaciones que van desde las casas de amigos hasta la del propio protagonista, grabando sin permiso y con camaras a larga distancia algunas escenas en lugares públicos tratanto de no se descubiertos, en fin, una odisea.

Hablando un poco de la trama, "Once", es el romance surgido entre; un músico que pasa sus horas interpretando sus temás en las calles y trabajando en el taller de su padre y una joven inmigrante y madre soltera, que se dedica a la venta de flores y quién también posee un talento muy especial. Del encuentro de estos dos personajes, se desarrolla una historia que nos lleva a traves varios pasajes de su vida; momentos dolorosos y divertidos, donde nos volvemos complices espectadores de la manera en que nace un amor puro a traves de la música y que los lleva a realizar uno de sus mas grandes suenios.

Los papeles son interpretados por amigos del director, en el rol masculino Glen Hansard , quién es companiero de banda del director Carney y qué no estaba contemplado para la actuar, solo para componer la música para el filme, al final, el director quedo tan encantado con la mánera en que encajaba en papel que se quedo con él. La contraparte femenina es la actriz y cantante checa Markéta Irglová, quién junto con Hasard forman una de las parejas mas dulces y músicalmente productivas de las que tenga memoria, para muestra basta el temá principal de la cinta (memorable escena donde la tocan en una tienda de instrumentos músicales) "Falling Slowly" compuesto por este par y que se hiciera acreedor del Oscar 2008 por mejor tema para una pelicula. Como aprecia en el filme, donde muchas de las escenas tienen alta carga de improvisación, la gran química de estos músicos-actores es algo mas que evidente, cosa que los llevo a formar un nuevo proyecto músical llamado, "The Swell Season", con el cuál no han parado de hacer apariciones (incluso se presentaron hace un par de semanas en el festival de Coachella).

Si son de los que además de una buena trama, disfrutan de una excelente soundtrack, no deben dejar de ver esta cinta, que de ser un suenio, se convirtio en un hitazo que soprendio a propios y extranios, demostrando una ves más, qué para hacer un trabajo de calidad no se necesita una montruosa producción, solo talento y mucho corazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Apreciamos todo tipo de comentarios. Lo único que pedimos es respeto.